Etiquetes

, , , , ,

Seguint amb la Jornada Estatal de Entidades Primaristas, a continuació us resumim, en castellà, les aportacions a la segona taula “La primaria y la sociedad” amb una exposició a càrrec de Cesca Zapater activista de Marea Blanca de Catalunya i membre de FoCAP i de Trini Cuesta, activista del Col·lectiu d’Entitats SAP Muntanya i del grup d’Atenció Primària de Marea Blanca de Catalunya. Podeu accedir al text complert de les ponències i el debat de la jornada (en castellà): Jornada entidades primaristas_documento completo

Mesa 2. La primaria y la sociedad

Los recortes en sanidad en el año 2011 fueron el detonante para la formación de la Plataforma pel Dret a la Salut. Al principio los temas centrales fueron en relación a hospitales con el cierre de camas, demoras en servicios de urgencias, listas de espera quirúrgicas y servicios especializados y pruebas diagnósticas. Las alianzas con los profesionales de la sanidad fueron puntuales y escasas.

A partir del 2015 y con Marea Blanca de Catalunya (MBC) se aboga por un sistema sanitario que rehúya la privatización, la mercantilización, la biomedicalización e incluye “Mejorar el sistema asistencial potenciando una Atención Primaria fuerte y reformar la atención hospitalaria, adecuándola a las necesidades de salud actuales”. El trabajo conjunto de movimientos sociales y entitades profesionales propiciaron un avance en la definición de un sistema sanitario, que además de ser público, universal y de calidad, debe ser PRIMARISTA. La campaña “Donem vida a l’AP” (demos vida a la AP) es una muestra de la confluencia ente MBC, FoCAP y Rebel·lió Atenció Primària.

En algunos barrios de Barcelona se han llevado a cabo experiencias mal llamadas de participación ciudadana en los Consejos de Salud que han tenido un cariz burocrático, y que no han servido para evitar o paliar la agresión sufrida por las políticas neoliberales impulsadas desde la Generalitat.

Se destacan algunas limitaciones de los movimientos ciudadanos:

  • la sobrevaloración de los hospitales,

  • dificultades para comprender el papel de la AP en el sistema sanitario

  • la dificultad de las entidades sociales para acceder a espacios de debate y reflexión

  • no reconocer la capacidad de presión e influencia que puede ejercer el tejido asociativo

La confluencia entre profesionales sanitarios y vecinos más allá de lo cuantitativo y hospitalario requiere un lugar de debate y reflexión para explicar la medicalización, la sobreactuación, etc. y ya hay una evolución en el discurso donde la longitudinalidad está presente. Es necesario comprender necesidades y crecer en un discurso común.

Es imprescindible seguir el camino del debate, la reflexión, las estrategias, las complicidades, la organización y la acción, además de incidir en el área institucional en la toma de decisiones y forzar, si cabe, consensos vinculantes.

Hay que hacer pedagogía, pedagogía y pedagogía.